SEGURIDAD EN CARRETILLAS ELEVADORAS:

Usadas para el traslado, aprovisionamiento, levantamiento y almacenaje de materiales y otras piezas, son un equipo de trabajo muy común en las empresas de la madera. Su uso conlleva una serie de riesgos tanto para los bienes que se manipulan como para las instalaciones y fundamentalmente para los operadores y personal que trabaja en su entorno.

Principales riesgos del manejo de la carretilla

Vuelco

Choques y atrapamientos

Caídas de personas y materiales

Traumatismos articulares

Inhalación de sustancias nocivas

Incendio y/o explosión

El conductor de la carretilla elevadora es responsable de su uso, debe tener la formación adecuada y estar expresamente autorizado por la empresa para su manejo.

El equipo debe mantenerse en perfecto estado de uso para garantizar la seguridad, por ello, además de las revisiones periódicas de mantenimiento indicadas por el fabricante, es muy importante que antes de su puesta en marcha para el trabajo diario se hagan las siguientes comprobaciones:

  • Estado de los neumáticos
  • Nivel de carga de la batería o combustible, según el tipo de carretilla
  • Posibles fugas en el circuito hidráulico
  • Las horquillas se elevan y descienden correctamente
  • Los distintos tramos del mástil se extienden y se inclinan bien
  • Efectividad de los sistemas de mando y elementos de seguridad

.    Los pedales de marcha y freno se accionan con suavidad y no producen tirones en el desplazamiento

                  .   La llave de seguridad o el dispositivo de corte impiden que la carretilla se mueva cuando el operador no está sentado

                  .   El freno de mano, las señales luminosas (giro-faro) y las acústicas (claxon y chivato de marcha atrás) funcionan.

                .    El cinturón de seguridad del asiento se ajusta correctamente.

Una vez revisado el equipo, veamos las reglas  básicas de conducción y circulación para evitar los riesgos:

Normas de seguridad del operario:

Ya hemos comentado que sólo las personas autorizadas y con la formación precisa pueden manejar las carretillas elevadoras.

Un carretillero bien formado sabe que para estar protegido

Es necesario utilizar calzado de seguridad

Guantes protectores a la hora de ajustar y adaptar las horquillas

Además, para evitar el riesgo de lesiones musculoesqueléticas, adoptará la postura correcta en el asiento, regulando la altura  adecuada y haciendo uso del cinturón de seguridad.

Con la carretilla en movimiento, no sacar nunca ninguna parte del cuerpo fuera del área prevista para el operador, ya que las consecuencias pueden ser muy graves.

NORMAS DE SEGURIDAD  SOBRE La carga:

No sobrepasar la carga máxima prevista por el fabricante, en caso contrario se compromete la estabilidad. La placa de carga nos indica la variación de la carga en función de la elevación y del peso.

Transportar las cargas flejadas o retractiladas, asegurándose de que las dimensiones de las mismas no provocarán choques con el techo ni otras estructuras fijas como conductos, etc…

La altura de la carga debe permitir buena visibilidad, si no es así, el desplazamiento debe hacerse marcha atrás extremando las precauciones y ayudándose de un compañero para ayudar a dirigir la maniobra.

 

NORMAS DE SEGURIDAD  SOBRE LA CIRCULACIÓN:

 

 

Está totalmente prohibido transportar y elevar a personas en la carretilla.

 

Circular con velocidad moderada en todo momento, nunca por encima de 10km/hora en espacios interiores ni 20 km/hora en espacios exteriores.

 

La velocidad debe reducirse en cruces de pasillos, puertas de acceso de personas etc. Cualquier giro brusco o frenazo a velocidad inadecuada puede provocar el vuelco.

 

Se circulará siempre con las horquillas en posición baja, a unos 15 cm del suelo, ya sea con carga o en vacío.

 

 

Al finalizar el trabajo, la carretilla se aparcará en un lugar previsto a tal fin de modo que no obstaculice el paso, ni el acceso a extintores, bocas de incendio o cuadros eléctricos.

 

Una vez estacionado, las horquillas se situarán en el nivel más bajo, las palancas se situarán en punto muerto y se quitará la llave de contacto para que ninguna persona no autorizada pueda hacer uso del equipo.

 

 

EL ENTORNO DE TRABAJO

 

El suelo por donde transita la carretilla debe ser resistente, sin irregularidades y libre de obstáculos que puedan desestabilizar la carga y provocar el vuelco.

 

Los pasillos de circulación, en caso de ser de sentido único, deben tener una anchura no inferior a la del vehiculo, incrementada en 1 metro. En los caos de doble dirección permanente, la anchura debe ser al menos dos veces la de los vehículos, incrementada en 1,40 metros.

 

La circulación por rampas se hará siempre con las horquillas y la carga  en dirección a la parte elevada y el descenso se hará marcha atrás cuando la pendiente sea superior a la inclinación máxima de la horquilla.